¿Qué pasó en la Coworking Spain Conference? Las ideas ya se han asentado y quieren dejarse escuchar

¿Qué pasó en la Coworking Spain Conference? Las ideas ya se han asentado y quieren dejarse escuchar
¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ya ha llovido desde el pasado mes de abril, en concreto desde que los días 24 y 25 de abril se celebrara en Valencia, en Las Naves, una nueva edición de la Coworking Spain Conference que, en esta ocasión, tenía lugar bajo el epígrafe de “La ciudad compartida”. Hemos tardado mucho en escribir estas líneas, pero las ideas que escuchamos allí durante esos dos días ya han caído, han reposado, y están listas para salir del teclado…

Fue una agenda intensa, apretada, en la que se pusieron sobre la mesa muchos temas. Y no podíamos acudir a todos, físicamente imposible por coincidir algunas charlas con otras. La industria del coworking, coworking corporativo, errores que cometemos en coworking, diseño de espacios, creatividad en las personas de una comunidad,… A todas se les puede sacar jugo, y todas son como las naranjas que te exprimes para tomarte un zumo, de unas sale más que de otras.

IMG_3750

En la memoria (y en el presente) han quedado dos ideas/temas que surgieron en esta cita, y son esas ideas que te dicen en tu cabeza, “por eso vale la pena estar en encuentros como este”. Evidentemente hay muchas otras razonas para no faltar a esta cita, como el hecho de ponerle cara y voz a esas personas con las que estás conectado en el mundo virtual, conocer otros espacios, saber qué y cómo lo están haciendo… Pero de la cita de Las Naves no olvidaré el interesante debate que se generó y que hubiera dado para muchísimos más en torno a la rentabilidad de un espacio de coworking y, derivado de esto, ¿qué entendemos por rentabilidad?

Fue un debate interesante, con opiniones para todos los gustos. Como titular, quedémonos con una cosa. Alguien pregunta, ¿cuántos de los espacios de coworking que están aquí representados son rentables? El resultado, creo recordar que fueron tres o cuatro manos. Pero la siguiente pregunta o apreciación es, entendemos por rentables aquellos espacios que no solo cubren los gastos, sino que proporcionan un sueldo/ingreso para el gestor o los gestores. Apenas queda una mano en pie.

11174429_10153187902438563_2469408600283679830_o

Pero, ¿qué entendemos nosotros por rentable? ¿El tamaño importa? Fueron muchas las ideas lanzadas al aire por parte de los gestores de espacios. De un espacio de Valladolid nos contaban que no cubrían gastos, pero que ganan con otras cosas. Desde Barcelona hablaban de ofrecer algo diferente, con lo que se consiga tener un nivel de ocupación elevado e incluyo que haya gente esperando para entrar. Para Nacho, de Wayco, un espacio de coworking en Valencia, “el tamaño no importa. Más que rentabilidad, habría que hablar también de visibilidad o sostenibilidad”. Los compañeros de WorkinCompany, de Sevilla, nos hablan de los eventos. Desde Pontevedra, desde espacio Arreolo, aseguran que igual “el reto es salir del espacio”. Vuelve a hablar Valladolid, “en cada ciudad el coworking es distinto”.

Es el turno de Talent Garden, una iniciativa que nace en un pueblo pequeñito de Italia, especializado en el sector tecnológico y digital. Trabajan en red y ya hay abiertos 13 espacios (o había mientras tenía lugar aquel debate), y tenían de previsión llegar a abrir 50 espacios por todo el mundo con el horizonte de 2018… En definitiva, que desde erranT espacio cowork coincidimos en que cada ciudad es un mundo, en que el tamaño probablemente si importe, en el sentido de que si tienes que mantener un gran espacio y va mal, perderás más rápido que si tienes uno pequeño; aunque en el caso opuesto, ganarás más si te va bien y tienes un espacio grande.

IMG_3808

En nuestro caso, tenemos un espacio con 31 puestos, que se podría ampliar sin cambiar mucho la amplitud que tenemos ahora a 40 puestos. Aún así, tiene que funcionar muy bien para que sea rentable si hablamos sólo de espacio de trabajo. Habría que sumarle las actividades o eventos. Pero, al final, la rentabilidad hay que medirla también con otros aspectos y no sólo el económico, que también, ojo. Somos gestores de un espacio de coworking pero, al final, en la mayoría de los casos que conozco, tenemos otra actividad, que no sería una segunda actividad, sino la primera, y que es la que nos permite seguir comiendo.

Conclusión: la rentabilidad tiene varias caras, y nosotros nos queremos ver cara a cara con todas ellas…

Y nos quedamos con las palabras de Manu Zea de que hay que profesionalizar el sector, diferenciarnos de los usos falsos del concepto “coworking” y ser más beligerantes con esto.

11169812_10153187904568563_1692335559612879656_o

Marketing y comunicación efectivos para coworking

Muy ilustradora e inspiradora fue la intervención de Eduardo Forte, de Betahaus Barcelona. “Un coworking tiene que aportar alegría a la gente que entra por la puerta”. Hay que mantener un espacio decente, no se puede decir que sí a todo ni a todos, hay que centrarse en aquellos que te pueden aportar, en el colectivo que te interesa; hay que mirar a los lados, saber qué pasa a tu alrededor, y hay que dedicar un porcentaje de tu tiempo a vender el espacio, fuera del espacio. Un porcentaje que tiene que ser, como mínimo, del 30%. ¿Tienes un colchón? El verano suele ser una especie de travesía en el desierto para los espacios de coworking. Se produce una auténtica fuga de coworkers. Pues hay que mantener un equilibrio y tener constancia y un control de la gestión.

IMG_3791

Una de las cosas que más se nos quedó, el intentar inculcar en los coworkers esa sensación de sentirse cómodos, de sentirse identificados con el espacio, una identidad, y en eso estamos trabajando en erranT espacio cowork, por ejemplo, a través de nuestro #soyerranTe y nuestras entrevistas a los coworkers.

Algunos datos

Existe más oferta de espacio que demanda, y eso que cada vez más la gente investiga antes de abrir un nuevo espacio. Por localización, el 46% está en Barcelona, el 39% en Madrid, el 10% en Valencia, el 4% en Sevilla… De todos los espacios, el 54% cubre gastos, el 23% son algo rentables y sólo el 2% son muy rentables. Un 21% asegura que no son rentables. En cuanto a los gestores, sólo el 12% se dedican por completo al espacio, mientras que el 88% lo hacen de manera parcial, tienen otra actividad (ya lo comentábamos antes). Y es que, como comentaron, “no os vais a hacer millonarios”. No solo el espacio de trabajo, tienes que tener un proyecto también. Para algunos, es un medio para conseguir otras cosas. El retorno que consigues muchas veces, es otro proyecto.

Puedes leer otro de los post que escribimos sobre la Coworking Spain Conference.

¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *